Y mi hijo ¿aprobará los exámenes?

Es una típica pregunta que se hacen todos los padres cada vez que empieza el curso escolar. Muchos padres se sienten impotentes porque no saben cómo ayudar a sus hijos. Desde luego, no se trata de que les hagan el resumen del tema 4 de sociales, el análisis sintáctico de esa oración impersonal o el ejercicio de elección entre presente simple y presente continuo para la clase de inglés. Más bien se trata de que los padres sigan una serie de normas como las que se relatan a continuación:

aprobar-first-cetificate-en-leganes

  1. Es importante que haya una buena relación con el centro escolar y, más concretamente, con el tutor y el orientador, ya que serán ellos los que darán información de primera mano de cómo va vuestro hijo en el aula. A veces, es difícil mantener una actitud positiva hacia el centro porque muchos no comprenden que haya alumnos que tengan una necesidades educativas especiales pero, en la medida de todo lo posible, hay que intentar que haya, al menos, una relación de colaboración mutua.
  2. Hay que crear un espacio de trabajo y un horario. Para el espacio de trabajo es fundamental que tengan una mesa de estudio amplia y una silla cómoda. El material de trabajo debe de estar en una estantería cercana para poder cambiar de asignatura o realizar alguna consulta cuando convenga. Es imprescindible que este espacio sea silencioso y esté alejado de cualquier distracción. En cuanto al horario, éste debe contener un tiempo de estudio, un tiempo dedicado a actividades extraescolares o deporte y un tiempo de ocio. Es necesario que vuestro hijo siga el horario y si no lo hace, se deben de aplicar unas consecuencias inmediatas en el tiempo y adaptadas a su nivel de madurez.
  3. También es necesario que vuestro hijo aprenda que es él el responsable de sus estudios, deberes y exámenes. Es cierto que los padres junto con el colegio y los profesores de apoyo, en caso de que los haya, pueden ayudarles a organizarse y a planificarse pero tampoco se trata de que se les de todo hecho. Ellos deben tener la iniciativa de querer estudiar.
  4. Además, es fundamental que vuestros hijos aprendan técnicas de estudio. De esta manera, vuestro hijo sabrá cómo hacer un esquema y un resumen y cómo memorizarlo para poder resolver con éxito el examen. Después de haber aprendido estas técnicas de estudio, vuestros hijos podrán realizar un trabajo autónomo pero siempre bajo una supervisión y control de los padres o del profesor de apoyo.
  5. Por último, para aprobar un examen no sólo es suficiente con aprenderse el contenido, sino que también se necesita saber cómo hacer un examen. Para ello, tienen que mantener una actitud positiva y de confianza antes de realizarlo. Ellos deben creer en sí mismos y los padres y los profesores deben creer en ellos. Aparte de esta confianza, vuestros hijos tienen que saber qué instrucciones seguir cuando se enfrenten a un examen. Esto quiere decir que hay que enseñarles a leer los enunciados, a hacer un pequeño borrador que les sirva de guía para responder a las preguntas de desarrollo o a responder primero aquellas preguntas que se sepan porque les dará confianza a seguir resolviendo el resto de la prueba, entre otras.

Con estos sencillos consejos verdaderamente creo que vuestros hijos pueden aprobar los exámenes. Otra cosa es que si los exámenes son el mejor método para evaluar que vuestros hijos hayan asimilado los contenidos. Pero, bueno, este debate lo dejo para otro artículo.

Lara Gil Robla
Profesora de apoyo en Unidad Focus

Fuente: Jack, Ana T. (2015, 21 de enero). Qué puedo hacer para ayudar a que mi hijo apruebe. La Voz de Galicia, p.3

One thought on “Y mi hijo ¿aprobará los exámenes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *