Una pastilla llamada Compresión

Me explicaba el otro día en consulta el familiar de un adulto con TDAh, cómo tras un año de visitas, fármacos, pautas, libros, vueltas y más vueltas conociendo los síntomas y el funcionamiento del TDAh, había dado un giro que hasta entonces ni sabía que existía: adentrarse en una comprensión profunda de su familiar y el TDAh de éste.

Y el efecto fue uno de esos que cuando uno lo ve en los otros lo desea para sí: humor, risas, calma, complicidad, amor… :¿Qué le tengo que recordar 10 veces que es la hora? ¡Pues vale! ¿Qué se olvida la mochila en casa? ¡Pues vale también! Sin perder la sonrisa sincera, pudiendo ver también y apreciando los otros aspectos y valores que forman además del TDAh a esa persona querida.

pastilla-medicamento-290612

No cabe duda que el metilfenidato, la lisdexanfetamina dimesilato, la atomoxetina, el bupropion son medicaciones efectivas para mejorar los síntomas del TDAh, pero ¡ay si hubiera Comprensión® en comprimidos!.

La podrían tomar tanto familiares como profesores. También sería conveniente que la tomasen las propias personas con TDAh. ¡Les ayudaría! Para muchos comprender neurobiológicamente lo que es el TDAh les permite acceder a la compasión hacía si mismos, y eso a aceptarse como son, y eso a buscar formas de sacarse el mayor rendimiento que a fin de cuentas es lo que tiene que hacer todo el mundo, tenga o no TDAh. Aceptándose uno mismo es mucho más fácil explicarle al que tenemos en frente nuestro funcionamiento.

La comprensión se nota en el cuerpo. Cada uno la nota a su forma. Para unos es una sensación ligera, para otros una sensación cálida…pero todos coinciden en que la prefieren y en que les hace sentirse mejor consigo mismos y con los demás.

Para los que ya llegasteis a ese estado felicidades, y para el resto:

Comprensión® 1-1-1 (Desayuno, comida y cena)

Dra. Gideoni Fusté, Psiquiatra en Unidad Focus

One thought on “Una pastilla llamada Compresión

  • Me han hablado de esta doctora me gusta esta perspectiva de abordar los problemas que se originan en la mente. Soy médica homeopata lo tendre en cuenta para remitir a mis pacientes cuando necesite la opinión de un especialista .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *