¿Qué es la dislexia? ¿se cura?

Seguro que en más de una ocasión cuando estamos hablando o leyendo y decimos una palabra mal, o se nos resiste y resulta casi un trabalenguas, como “procrastinar”, hemos oído algo así como “pareces disléxico”.

Pero ¿realmente sabemos qué es la dislexia?

¿Es solo equivocarse leyendo o es algo más complejo? En este artículo explicaremos qué es la dislexia, sus características, signos de alerta y qué debemos hacer ante estas dificultades.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje con dificultad en la lecto escritura de carácter persistente y específico. Se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece que deriva de una alteración del neurodesarrollo. Además, la dislexia suele estar acompañada por otros trastornos del desarrollo como: el TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad), TEL (Trastorno específico del lenguaje), o la Discalculia.

Es importante recordar que a pesar de que no se pueda hacer un diagnóstico a edades tempranas, si observamos dificultades en la etapa infantil las ignoremos. Esperar a “ver si madura” no es una buena estrategia ya que si existe algún trastorno de aprendizaje, como hemos comentado antes no va a desaparecer con el tiempo ya que es persistente. Sea cual sea la edad (3,4,5 años) y aunque no tengamos clara la dificultad (retraso madurativo, retraso lecto-escritor, dislexia) debemos acudir al logopeda quien nos asesorará para ver qué pasos se deben tomar ya es muy importante comenzar una intervención temprana.

Para poder hacer el diagnóstico y poner el nombre de “Dislexia· debemos esperar a que los niños hayan comenzado la etapa de educación primaria (6-8 años) ya que es aquí donde realmente comienza y se afianza el aprendizaje lectoescritor.

Como ya sabemos cada niño es diferente y sus ritmos de aprendizaje y dificultades son también distintas, a continuación, destacamos algunas de las dificultades más comunes de los niños con Dislexia en las diferentes etapas educativas.

En la etapa de educación infantil

Se pueden encontrar señales de alerta que nos deben poner atentos para el futuro, ya que no es hasta que el niño empieza a leer cuando de verdad se pone de manifiesto la dislexia

• Confusión al nombrar los colores.
• Dificultad para aprender las rimas típicas de preescolar.
• Dificultad para recordar secuencias (días de la semana, dedos de la mano).

En Educación primaria

Aquí comienza el proceso de iniciación a la lectura. Al principio suele ser comunes algunos errores como la omisión de letras (camio/camión, pero/perro), uniones de palabras (lacasa/ la casa), mala segmentación (laca sa/la casa), inversiones (al/la, el/le) o rotaciones (b/d, q/p) en todos los niños, ya que son errores contemplados dentro de la curva de aprendizaje que irán desapareciendo a medida que se afianza la habilidad lecto-escritora.

Pero en el momento en que estos errores típicos del aprendizaje se mantienen en el tiempo y se observa un atraso considerable con el resto de la clase debemos prestar atención ya que podríamos estar ante una posible dislexia.

A parte de estos errores en estas etapas pueden aparecer otras dificultades como

Dificultades para seguir instrucciones (piden constantemente que se las repitan)
• Persisten las dificultades para retener series (días de la semana, estaciones, abecedario, meses del año…).
Confusión con el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial (derecha, izquierda, arriba, abajo…) y temporal (ayer, hoy, mañana etc.)
• Dificultades para el aprendizaje de lenguas extranjeras.
• Dificultad para comprender problemas matemáticos.
Inversión al leer o escribir números (15 por 51)

En la ESO

Uno de los mayores errores que se comete con la dislexia es el pensar que ya estará superada cuando los alumnos comienzan la ESO, cuando justamente es en esta etapa donde es más difícil de afrontar. En el caso de que algunas de las dificultades más conocidas del trastorno se hayan ido atenuando gracias al trabajo realizado en las etapas anteriores, muchos profesores dudan de que realmente tengan dislexia y suelen ser etiquetados de vagos, poco trabajadores, despistados o lentos.

Llegada esta etapa nos encontramos con que hay muchos disléxicos no diagnosticados y muchas veces tampoco se plantea la duda de que estas dificultades se deban a una dislexia debido a la edad que tienen. Puede haber en cada aula 2 o 3 alumnos «vagos», “despistados, “que no tienen cultura” o que “nunca han cogido un libro” que fácilmente podrían ser disléxicos no diagnosticados y a los que nadie presta atención porque, además, pueden ser respondones y rebeldes.

Algunas de las dificultades que pueden presentar los alumnos en esta etapa son:

• Escritura descuidada, desordenada, en ocasiones incomprensible.
• Inconsistencias gramaticales, a veces permanencia de las omisiones, alteraciones y adiciones de la etapa anterior.
• Dificultad para planificar y redactar relatos y composiciones escritas en general.
• Dificultad para el aprendizaje de lenguas extranjeras.
• Problemas de comprensión lectora.
• Baja autoestima.
• Gran rechazo a la lectura y a la escritura.

Durante la etapa escolar pueden aplicarse medidas ordinarias contempladas dentro de la Ley de Educación para niños con Necesidades Educativas Especiales, además el desarrollo y uso de la tecnología como los ordenadores con programas de corrección automáticos, lectores de voz, o incluso los audiolibros ayudan a que algunas de estas dificultades no interfieran en su día a día.

Después de mostrar cuáles son algunas de las dificultades más comunes que suelen tener las personas con Dislexia, me gustaría aclarar una de las preguntas que más se repite sobre este trastorno:

¿Tiene cura la dislexia?

La dislexia no es una enfermedad y por lo tanto no tiene una cura. Es decir, es algo congénito, que viene de serie como el color de los ojos, el pelo o el color de la piel. Por lo tanto, esta dificultad va a estar presente durante toda la vida de la persona que la padezca.

Pero antes de que cunda el pánico, aunque no haya una “cura” como tal, con la intervención logopédica adecuada, los apoyos escolares apropiados y el apoyo incondicional de la familia, las dificultades se van atenuando con el paso del tiempo, permitiendo un desarrollo personal, académico y laboral competente.

Agatha Christie se convirtió en la reina de la novela de misterio a pesar de su dislexia y su mala letra y como ella otros personajes conocidos como Bill Gates, Steven Spielberg, Orlando Bloom o Tom Cruise alcanzaron el éxito a pesar de esta dificultad.

Pero como os decimos siempre lo más importante es cómo los adultos os enfrentéis a esta situación, si normalizáis sus errores y potenciáis sus puntos fuertes ayudaréis a que los daños emocionales que sufran les afecten menos gracias a una autoestima y amor propio bien cuidados que al final son los que nos van a proteger cuando nos enfrentemos al mundo.

One thought on “¿Qué es la dislexia? ¿se cura?

  • Muchas gracias me deja mas tranquila después de leer este articulo.
    Debo apoyar a mi hija y estimularla. también debo estar atenta a ,lo que suceda en el colegio y a las exigencias de los profesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *