Los PROS y CONTRAS de la Terapia Online

Durante estas semanas estamos viviendo una situación excepcional y complicada y, muchos profesionales, entre ellos los psicólogos, estamos ampliando los recursos para poder ofrecer ayuda y atención a las personas que quieran y/o lo necesiten. Debido a esto, continuamos ofreciendo terapia de manera online.

Es lógico que, al principio, ante esta modalidad de terapia puedan aparecer dudas, miedo e incluso desconfianza. Es por eso que vamos a exponer los pros y contras de la modalidad de terapia online.

Por un lado, encontramos diversas ventajas y beneficios de la terapia online:

  • No requiere desplazamiento: Este es un factor muy importante tanto por la situación que vivimos ya que es una herramienta accesible, cómoda y eficaz para intervenir los posibles problemas que uno/a pueda padecer. Al no requerir desplazamiento, la persona no invierte en el tiempo de desplazamiento, pudiéndolo dedicar a sí mismos o a sus seres queridos (pareja, hijos, amigos, etc.). También es un recurso que facilita la disponibilidad de terapia para las personas con movilidad reducida, ya que muchos centros no se encuentran habilitados o con el espacio suficiente para poder llevarlo a cabo, y de esta forma la persona puede acudir a terapia al centro que prefiera sin tener que prever la accesibilidad del mismo.
  • La continuidad del tratamiento: Muchas veces el seguimiento del tratamiento se ve dificultado por el modo de vida ya que en nuestra sociedad solemos hacer mil cosas a la vez, cambiando de una a otra, llegando a pensar que “ya empezaré la terapia cuando mi vida se estabilice un poco”. Actualmente con la emergencia sanitaria, habrá gente que no tendrá tantas exigencias, pero habrá gente que tendrá incluso más, por lo que la terapia online permite realizar sesiones de seguimiento y tratamiento ya que no requiere el tiempo extra que se necesitaría para el desplazamiento y hay una enorme flexibilidad horaria.
  • Flexibilidad horaria: Al no tener que calcular el tiempo que se tarda en acudir a la cita, aparcar, el trasporte público, etc., acudo a una sesión online requiere de menos planificación. A veces, este gasto de tiempo y energía puede hacer que nos dé pereza ir a terapia, no obstante, con la modalidad online todo este tiempo y energía nos lo podemos ahorrar ya que solo necesitamos un dispositivo móvil u ordenador y hacerla desde donde estemos.
  • Anonimato: Hay ocasiones en las que hacer terapia genera vergüenza, quizá por si nos cruzamos a alguien en la sala de espera, o por el miedo al “qué dirán si me ven” o puede aparecer la idea de “si me ven yendo, van a pensar que estoy loco” o de si alguien conocido los ve. De esta forma no existe la posibilidad de cruzarse con nadie, ya que la persona realizaría la terapia desde su casa sin que aparezca el miedo a tener que dar explicaciones a nadie.
  • Entrada al mundo del niño: Si bien la terapia online con niños puede resultar más complicada de realizar que la presencial, hay que tener encuentra una gran ventaja y es que permite que el niño nos deje entrar en su mundo y nos enseñe todas esas cosas de las que de forma presencial solo podría hablarnos. Por ejemplo, que nos enseñe su peluche favorito, los juegos a los que le gusta jugar, su habitación, su rincón favorito de la casa, etc. Así, podemos establecer un vínculo emocional con el niño mucho más íntimo, pudiendo compartir sus intereses y gustos.
  • Menos ansiedad inicial: Cuando comenzamos una terapia es lógico que aparezca la sensación de ansiedad, ya que estamos saliendo de nuestra zona de confort y nos exponemos ante otra persona. Estas sensaciones pueden disminuirse (que no desparecer) si la terapia se realiza de forma online ya que la persona se encuentra en un sitio que considera seguro y esa seguridad contrarresta la sensación de sentirse expuesto.

Por un lado, encontramos algunas desventajas:

  • Dificultad para vincular: Suele ser más complicado generar un vínculo seguro, ya que conseguir la sensación de cercanía con el terapeuta que hay en una sesión presencial es más difícil. Una complicación importante en este aspecto es que a veces la señal de internet puede dificultar la calidad de la imagen, o incluso del audio, dificultando ver y conectar a la otra persona. Estos problemas técnicos también pueden comprometer la sensación de sentirse escuchado y pudiendo pensar que quizá es que la imagen se ha quedado parada o dudando de si el terapeuta está realmente atento a lo que le decimos.
  • Intervención en momentos de crisis: Si una persona está atravesando un momento de crisis, como por ejemplo tener una ideación suicida, resulta muy complicado intervenir de forma eficaz a través de la pantalla. Ya que es más difícil que la persona pueda centrar su atención en lo que el terapeuta está diciendo y que salga del bucle en el que se encuentra. Además, las técnicas que se pueden utilizar en estas situaciones mediante la terapia online son limitadas. Para poder tener más margen de maniobra, es necesario tener un gran vínculo con esa persona o tener a gente de su alrededor disponible para poder socorrer.
  • Dificultad para acceder a toda la información: En una sesión de terapia, a pesar de que la mayoría suelen transcurrir en forma de conversación, un componente muy importante es el lenguaje no verbal que transmitimos y recibimos. Es importante cómo decimos las cosas, cómo gesticulamos, cómo la otra persona va cambiando sus gestos, posturas, etc. Esta información solo se percibe parcialmente mediante la terapia online, ya que se percibe la mitad superior del cuerpo.
  • Intervención en trastornos psiquiátricos graves: Hay personas con cuadros diagnósticos muy complejos que requieren una atención directa, presencial y cercana, así como técnicas específicas de tratamiento para poder gestionar lo que les ocurre.

Para poder tomar la decisión de empezar o no un proceso terapéutico, lo tenemos que hacer teniendo en cuenta toda la información de cada una de las modalidades para poder buscar la ayuda que uno necesita.

Gracias a las nuevas tecnologías, si tú quieres que estemos aquí para ti, estaremos disponibles con la terapia online, ya que lo más importante para nosotros eres tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *