Noviembre 19, 2013

Logopedia TDAH

logopeda especialista TDAH

La logopedia interviene en las alteraciones del lenguaje, el habla, la voz, la comunicación y adición. Su trabajo se desempeña tanto en el ámbito clínico, como escolar y familiar.

Cuando nos referimos al TDAH, podemos ignorar en un principio la relación o importancia que puede tener la logopedia sobre este trastorno, pero a medida que profundizamos nos damos cuenta de que es un área básica a tener en cuenta, pues el TDAH se presenta en numerosas ocasiones de la mano de Retrasos en el Desarrollo del Lenguaje, Trastornos Específicos del Lenguaje, Trastornos en la Producción del Habla, Trastornos de Voz y Trastornos del Aprendizaje que afectan al desarrollo y eficacia de su lenguaje escrito.

Teniendo esto en cuenta, desde Unidad Focus y su área logopédica pretendemos atender todas aquellas necesidades lingüísticas y comunicativas que la persona TDAH puede detectar a lo largo de su desarrollo.

Se realizan valoraciones y evaluaciones de aquellas dificultades presentes en el lenguaje, el habla, comunicación, la lecto-escritura y el aprendizaje.

En busca de una mayor y mejor adaptación, ofrecemos diferentes formas de intervención logopédica:

  • Terapia individual y adaptada a las necesidades de cada paciente.

  • Intervención grupal, destinados a personas con necesidades similares, en las distintas áreas del lenguaje (habla y voz, comunicación, lecto-escritura).

Siguiendo una línea de intervención grupal, en Unidad Focus ofrecemos servicios tales como:

 

Psicoeducación: partiendo de lo importante y sanador que es el conocer y comprender, es importante la psicoeducación acerca de la problemática concreta de la persona, ya sea entender que es el lenguaje y sus dificultades, el aprendizaje y sus trastornos,… Está dirigida a la persona y a su entorno, puesto que es primordial conocer las potencialidades y debilidades de cada uno, pero también que las personas que rodean e interactúan con la persona y sus dificultades sepan hacerlo de la manera más efectiva, partiendo de la empatía y comprensión.

Intervención sobre el entorno y gestión de entornos comunicativos: una vez abierto el camino a comprender más y mejor mediante la psicoeducación, conviene seguir aprendiendo a gestionar, comprender y mejorar aquellas dificultades con las que día a día conviven el entorno y la persona. En muchas ocasiones es necesario aprender a reajustar nuestro lenguaje o comunicación con la persona para que sean más efectivas las pautas y objetivos que pretendemos lograr con ella y también favorecer su desarrollo.

Intervención lenguaje y habla: las dificultades en el desarrollo del lenguaje y del habla o la sintomatología propia de aquellos trastornos específicos del lenguaje y la comunicación necesitan también de una intervención específica; por ello, mediante la intervención logopédica se definen una serie de objetivos y actividades específicos para la mejora de las habilidades lingüísticas de la persona.

Intervención en aprendizaje: las dificultades del aprendizaje como la dislexia, la disgrafía, disortografía, trastornos de aprendizaje no verbal,… requieren de un tratamiento específico y adaptado a la persona y su sintomatología concreta. Cada persona es distinto y su perfil de necesidades y dificultades también lo es. En las sesiones de intervención logopédica dirigidas al aprendizaje se realiza una reeducación a través de actividades lúdicas y basadas en las fortalezas de la persona.

Habilidades sociales y comunicativas: la habilidad y destreza para comunicar, conversar, interactuar, hacer y mantener las relaciones sociales puede verse afectada por diversas patologías (TDAH, TEL, TEA,…), así como aspectos emocionales. El tratamiento, fortalecimiento y mejora de estas destrezas de un modo formal es importante para el desenvolvimiento satisfactorio de la persona en su entorno.