Las vacaciones de Navidad

Las vacaciones de Navidad

Durante las vacaciones de Navidad muchos padres se preguntan si es una buena idea que sus hijos estudien. Antes de nada, os diría que el 2020 ha sido un año con muchos cambios, con mucha agitación e incertidumbre y que es necesario aprovechar estas vacaciones para descansar y disfrutar con la familia y amigos, siempre respetando las medidas de seguridad y haciéndolo con «sentidiño».

En cuanto a hacer tareas escolares en casa, os mostraré a grandes rasgos dos escenarios:

Vuestro hijo no ha suspendido ninguna asignatura

En este caso, tiene dos opciones. La primera es adelantar trabajo para el segundo trimestre. Para ello, vuestro hijo tiene que estar lo suficientemente motivado, esto es, no es conveniente que se le obligue a hacer tareas que, en un principio, son voluntarias. Dentro de estas tareas, muchos aprovechan para realizar trabajos y leer las lecturas obligatorias. De esta manera, durante el trimestre no tendrán tanta carga de trabajo y tendrán más tiempo para dedicarle a otras tareas y también tendrán más tiempo libre.

La segunda posibilidad sería que vuestro hijo decidiese descansar y no hacer ninguna tarea académica. Si fuera así, yo os aconsejaría respetar su decisión, porque él ya ha aprobado todas las asignaturas y, aunque pudiese ser recomendable que adelantase trabajo, si no está motivado, no tiene sentido obligarlo. Pensad que ha hecho bastante esfuerzo durante el trimestre y ahora se ha ganado un merecido descanso.

Vuestro hijo ha suspendido alguna asignatura

Lo recomendable es que prepare las recuperaciones en navidades. Dependiendo de la cantidad de asignaturas que haya suspendido, el tiempo de estudio será mayor o menor. Sí que es importante que tenga siempre el mismo horario de estudio, porque así adquirirá una rutina y le será más fácil el inicio de la actividad. También hay chicos que prefieren centrarse en preparar ciertas recuperaciones en navidad y el resto hacerlo con la vuelta a las clases y hay otros que prefieren empezar a preparar las recuperaciones de todas las asignaturas en navidades aunque no acaben de prepararlas por completo. Desde luego, cualquiera de las dos opciones es válida, depende de lo que le sea más fácil a vuestro hijo.

Vuelvo a recalcar que, independientemente de los resultados académicos, es fundamental que tanto vuestros hijos como vosotros os toméis estas vacaciones como tiempo de relax. ¡Las navidades son solo una vez al año!

Lara Gil Robla

Coordinadora de estudios y profesora de Unidad Focus