La neurodidáctica beneficiaría a los alumnos con TDAH y dislexia

Los retos en educación, que nos presenta este siglo XXI, requieren que los métodos educativos acompañen y utilicen los nuevos conocimientos sobre la forma que tenemos de aprender.

En la entrevista a José Ramón Gamo que os propongo leer, vais a encontrar la explicación de la neurodidáctica, una metodología educativa innovadora. http://www.educacionactiva.com/noticias/

La neurodidáctica combina la neurobiología y la didáctica, es decir, el funcionamiento del cerebro y la configuración de los aprendizajes, teniendo en cuenta que en cada nuevo conocimiento o proceso de aprendizaje, hay una modificación en el cerebro. Hay quienes aún ponen en duda que la educación deba tener su principal punto de partida en lo biológico, pero si, como dice el propio entrevistado, el órgano que nos permite aprender es el cerebro, ¿cómo es que no sabemos la manera en que funciona para poder enseñar?

Lo más interesante de este método es que cada alumno sigue su propio ritmo, según su propia manera de aprender y la manera en que funciona su cerebro. Por eso utiliza varias vías de recepción de la información, basándose sobre todo en lo audiovisual, cambia la tradicional disposición del aula y no pretende el estatismo de los alumnos durante horas, sino que propone actividades dinámicas.

Hasta ahora, los docentes que atienden a la diversidad de su alumnado, se han preocupado en adaptar contenidos, en algún caso alguna metodología con timidez y formas de evaluación, dentro de un sistema que no permite mucha más amplitud.

Creo que poco a poco debe haber un cambio en la formación del profesorado que se dirija hacia la neurodidáctica, pues es el camino felizmente encontrado, para atender las diferencias naturales entre los alumnos, hace que el aprender sea interesante, dinámico, motivador a la vez que personalizado.

Ana Luisa López Desalvo
Maestra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *