Gamificación, ¿aprender jugando?

Una de las metodologías pedagógicas que está surgiendo cada vez con más fuerza es la gamificación. En el ámbito educativo se cree o se usa la palabra gamificación como un sinónimo de aprender jugando. Nada más lejos de la realidad. El concepto de gamificación es algo que ha existido siempre y que ya hemos aplicado antes como, por ejemplo, cuando se le da de comer a un niño pequeño simulando que la cuchara es un avión. En educación, gamificar consiste en aplicar conceptos y dinámicas propias del diseño de juegos que estimulan y hacen más atractiva la interacción del alumno con el proceso de aprendizaje, con el objetivo de que éste consiga adquirir de forma adecuada determinados resultados. La idea de usar estas mecánicas es crear un efecto motivador en el alumnado y aprovechar la predisposición natural del ser humano hacia los juegos y la competición para hacer menos aburridas algunas tareas a las que se tienen que enfrentar.

Gamificacion

Antes de llevar una gamificación a cabo es conveniente hacer un entrenamiento con los alumnos. Como todo juego, va a haber ciertas normas que se tienen que aplicar y si los alumnos son partícipes en su creación, la motivación para realizarlas va a ser mucho mayor, ya que son sus reglas y normas. Es importante también que los alumnos sepan en todo momento cuáles son las reglas y cómo van a conseguir (o perder) los puntos o insignias en juego. Para ellos conseguir esos puntos deben ser recompensas a un esfuerzo. Si es muy difícil llegar a los objetivos y tener beneficios o, incluso, es demasiado fácil, lo que conseguiremos es una falta de interés por obtener esas recompensas.

Otro de los puntos que hay que tener en cuenta es el perfil de cada uno de nuestros alumnos. Si se pone en marcha una gamificación muy enfocada a un determinado perfil y nos equivocamos, vamos a dividir el grupo entre alumnos motivados y alumnos sin interés. Una de las clasificaciones de tipos de perfil de alumno es:

  • Social: alumno al que le gusta mucho socializar e interactuar con el resto de sus compañeros.
  • Explorador: alumno al que le gusta descubrir aquello que no conoce.
  • Competidor: alumno al que la victoria en el juego está por encima de todo lo demás.
  • Triunfador: alumno que se centra en la consecución de los retos y objetivos marcados en el juego.

A la hora de gamificar una actividad hay ciertos aspectos comunes que podemos tener en cuenta:

  • Puntos: al realizar las actividades, los alumnos podrán conseguir puntos. Vuelvo a recordar la importancia de que los alumnos tengan siempre claro cómo conseguirlos, además de tener bien visible una lista con las recompensas por las que pueden canjear los puntos. Por ejemplo, un estudiante canjea una cantidad de puntos por saber una pregunta en el examen o por no hacer deberes ese día.
  • Insignias: las insignias (muchas veces os encontraréis el nombre en inglés, badges) son el reconocimiento hacia los demás de la consecución de un logro. También nos servirán como un refuerzo positivo a la hora de completar una lección o una tarea.
  • Niveles: los niveles se usan para saber qué nivel de autonomía tiene cada uno de nuestros alumnos y es un motivador para ellos.
  • Avatares: si cada uno de ellos tiene su propio avatar, se implicarán más en la actividad ya que es algo personalizado por ellos mismos.
  • Equipos: se puede aprovechar también para hacer un aprendizaje colaborativo o basado en proyectos, al aprovechar cada uno de los perfiles de los que hablamos anteriormente.

Para poner todo lo anterior en práctica existen plataformas en línea en donde monitorizar de forma continuada y autónoma las actividades gamificadas. En español, la alternativa más conocida es Classdojo, una plataforma específica para educación. Además de estas plataformas, existen comunidades de docentes en las que se pueden compartir ideas, preguntar dudas, encontrar recursos o ver proyectos anteriores, como, por ejemplo, en Gamifica tu aula

Manuel Peña Torralba
Profesor de apoyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *