El sistema educativo obsoleto – parte iv – la transformación educativa

La transformación educativa

Mi plan de transformación educativa consta de 3 fases. La primera la describo en este texto y las dos siguientes están aún por desarrollar.

  • FASE1- Formación al profesorado, directores y orientadores. Cambio de mentalidad, sensibilidad y ambiente de trabajo.
  • FASE2- Cambios en asignaturas, currículum, contenidos y metodología didáctica y de evaluación. Cambio real de contenidos a competencias.
  • FASE3- Escuela inclusiva pura y cambio de paradigma educativo. Heterogeneización de la escuela. Ruptura de asignaturas, y grupos establecidos de forma homogénea.

FASE1.

Creo que sería un error pretender cambiar el sistema educativo comenzando por las asignaturas, los contenidos y los modelos.
El sistema educativo son personas y lo primero que se debe cambiar son las personas y la única Ley que tendría sentido es una que obligue, potencie o incite a las personas a iniciar los cambios en mentalidad, sensibilidad, habilidades y conocimientos para que una vez las personas hayan hecho el cambio, acepten los cambios en la metodología del sistema.

También creo que sería un error el dar a conocer precipitadamente trozos sueltos de la reforma, porque serían muy fácilmente mal interpretables. Como lo ocurrido con la frase ” los educadores deben cobrar en función de sus resultados”.

Además, creo que aunque esta medida pudiera ser perfectamente lógica, no podemos empezar por ahí, si no por un titular del tipo:
“todos los profesores deberán pasar por un curso de formación directa, y ser reeducados para adaptarse a los nuevos modelos educativos. Esta medida no será obligatoria pero se ejercerá gran presión mediante incentivos”(en lugar de decir que multaremos a los que no, que incentivaremos a los que sí

Al hacer cursos de formación dentro del aula, se encuentran muchos profesores con muy buena voluntad y ganas, pero con enormes dificultades afectivas, que dificultan su trabajo.

Si por ejemplo una profesora tiene cara de amargada, por las razones que sean, o una voz muy irritante, no funcionará tan bien como otros profesores.

Por ello creo que sería un error anunciar primas sobre el resultado en la evaluación de los profesores, así como lo es con los alumnos.

Es decir, que las notas sean iguales para todos es un error. La nota debería ser relativa, no absoluta. Un niño que pasa de un 1 a un 5, debería tener como nota un 10, mientras que uno que pasa de un 5 a un 6 debería tener un 5 (no tengo claros los baremos, pero sí que debería de haber notas absolutas y notas relativas, y las importantes deberían ser las relativas) De todas formas, este tipo de modificaciones en los alumnos se plantearán en la segunda fase de la transformación, y en la primera tan solo se planteará la formación al profesorado.

El profesorado le tiene un miedo atroz a la evaluación, por entenderse como evaluación final absoluta y no tanto como la evaluación relativa de un proceso. Además, es lógico que sientan este miedo, ellos han aprendido a base de ensayo error, sin ayuda y con la mayor de las inseguridades. Sus “delitos” educativos han quedado entre ellos y sus alumnos. Emocionalmente es lógico sentir miedo a esa evaluación. Sin embargo, ante la perspectiva de la formación, la recompensa del refuerzo positivo de su evaluador al ir logrando avances, el comentario de los compañeros de sus logros y la mejora del ambiente en el centro será mucho más sencillo que todos los profesores vayan entrando en el nuevo orden.

Para llevar a cabo la primera fase, se realizaran intervenciones centro a centro, trasformando los centros educativos uno a uno. Para ello crearemos equipos de transformación de centro, que serán nuestros formadores del profesorado y sustituirán a los EOEP La única transformación previa en los centros que es necesaria es la ampliación del servicio de orientación. Un centro no puede tener un solo orientador, porque en la actualidad, es una figura que tan solo puede apagar fuegos y habitualmente se frustran, queman y resignan. Lo ideal sería que hubiera tres orientadores, para tres ámbitos: alumnos, profesores y familias, pero como MÍNIMO se necesitan dos. Uno que realice la función de cohesión entre profesores y la formación en el aula y otro que atienda individualmente a los alumnos y a sus familias.

Estas transformaciones se recogen en el mi ensayo “El sistema educativo obsoleto” Con los proyectos focus aula y focus orienta que se readaptan aquí.

Las intervenciones en los centros por los equipos de transformación se realizarán desde dos ámbitos: El aula y el claustro.

classroom-824120_640

Desde el ámbito AULA

Objetivos:

  • Formación teórica al profesor.
  • Reeducación práctica al profesor desde el aula.
  • Formar y dinamizar grupo aula.
  • Prevenir psicopatologías de los alumnos.

Se trabajará de forma teórica con los profesores en grupo y práctica de forma individual desde el aula.

  • El formato teórico será de dos clases semanales de una hora cada una, además de dos horas semanales de trabajos por proyectos del profesorado.
  • La parte práctica consistirá en la reeducación al profesorado desde dentro del aula. Con un modelo similar al explicado en el proyecto Focus Aula, con sus tres áreas de intervención: profesor, grupo aula y prevención psicopatológica.

Desde el ámbito CLAUSTRO

Objetivos:

  • Formar un grupo claustro unido y compacto,
  • Formación para poder intervenir como mediadores y dinamizadores entre los profesores y mantener el grupo claustro.
  • Formación para poder dar a los alumnos espacio de escucha y atención individual,
  • Formación para poder intervenir como mediadores y dinamizadores entre grupos de alumnos.
  • Formación para poder formar a profesores desde dentro del aula para realizar la continuidad del ámbito AULA cono FAROS(i).

Se trabajará de forma teórica y práctica sobre Directores, Jefes de estudio y Orientadores. La formación teórica será de una clase semanal de dos horas. Las prácticas se realizarán en la sala de profesores y en tutorías personalizadas con cada miembro del equipo. Sería un modelo similar al explicado en el focus orienta con todas sus áreas de intervención

Tras el paso del equipo de transformación por el centro educativo, éste debería ser autosuficiente en todas las tareas implementadas, salvo en la tarea de prevención psicopatológica. Para este campo será necesario que anualmente el equipo de transformación regrese al centro para realizar un cribado exhaustivo psicopatológico además de corroborar que el centro sigue funcionando con los parámetros establecidos.
Formación de estos equipos de transformación:

Cada uno de estos equipos deberá contar entre 5 y 8 profesionales. Deberá tener algún profesional muy cualificado para:

  • Clínico para Localizar psicopatología,(TDAH,TEA,TEL, T.Apje, T.Cª, T Apego…,etc)
  • Profesional para dinamizar grupos, con amplios conocimientos en psicología social y de grupos, monitor de tiempo libre y animador sociocultural.
  • Pedagogo con grandes conocimientos en pedagogía y didáctica, mod. de Cº y emoción.
  • Comunicador capaz de llevar las clases, de vincular con los docentes y de guiar el proceso a nivel afectivo.
  • Director organizativo capaz de gestionar al resto del equipo.

No tengo datos del número de centros, ni de profesores necesarios, pero con los datos que tengo de la experiencia Focus Aula, creo cada equipo podría intervenir en dos o tres centros por año. Sé que con esta fórmula, el cambio educativo no será tan rápido como nos gustaría, pero también creo que es mejor realizar un movimiento más lento, pero seguro, que cambie radicalmente el aire de cada centro. No por intentar acelerar, nos atasquemos. No hay que olvidar la enorme complejidad del problema y la enorme dificultad de su solución.

Para realizar dicha formación, será necesario realizar un nuevo modelo de formación de formadores ya que actualmente los cefores están realmente obsoletos.

El objetivo final de estos equipos será el de no ser necesario, ya que todos los centros de su zona son autónomos en todas las funciones (con la excepción, como mucho, del cribado psicopatológico)

Intervención en la Universidad

La intervención en la Universidad (magisterio y master psicopedagogía) no se realizaría hasta que las 2 primeras fases fueran completadas y con resultados medibles. Serán los equipos de transformación los verdaderos formadores de profesores y la universidad tan solo realizaría una formación genérica previa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *