El sistema educativo obsoleto – parte III

Desenlace:

He oído a muchas personas criticar el sistema educativo, desde muy distintas perspectivas y disciplinas. Todos estamos de acuerdo en que el sistema falla y que no hay absolutamente nada que se pudiera rescatar. De hecho, lo que nos salva del desastre es que la inmensa mayoría de los profesores aman su trabajo, y se esfuerzan por ser buenos profesionales.

Y a pesar de la enorme cantidad de críticas que he escuchado a todo el sistema educativo, a muy pocas personas les he oído hablar de soluciones, al menos soluciones que, de algún modo, pudieran solventar los problemas descritos. Me gustaría nombrar algunas ideas que me han parecido interesantes y, en concreto, me gustaría poner un pequeño granito de arena con dos proyectos en los que creo firmemente. No son, como siempre ocurre, proyectos verdaderamente míos, y es algo que siempre surge del conjugado de las ideas de otros recombinados con un toque personal.

Programas externos que han captado mi interés:

  • EEUU: el Dr. Ronald La. Kotkin en el año 1995 en Irvine, California y enmarcada dentro del estudio MTA. El programa, conmo “The Irvine Paraprofessional Program (IPP)” tenía el objetivo de avance el rendimiento y el comportamiento en el aula común de niños/as con TDAH y fracaso académico y social.
  • Nacionales:
  1. Detección psicopatológica en el aula, del hospital Vall d’Hebron (Barcelona). Miguel Casas.
  2. Barcelona: Educador Itinerante. FUNDACIÓN ADANA.
  3. Madrid –proyecto ESPERI
  4. Aragón –proyecto TALITA
  5. Madrid- Modelo de ESCUELA INVERTIDA. Josechu Gamo

Proyectos propios:

El proyecto Focus Aula:

Focus Aula es un proyecto de formación al profesorado, que se diferencia del resto de cursos ordinarios que se ofertan en el área de la educación. Su principal diferencia es que se trata de un curso eminentemente práctico por la intervención directa dentro del aula. La formación al profesorado se realiza desde dos niveles, que se llevan a cabo en paralelo: por una parte, los profesores reciben clases teórico-prácticas con un temario amplio que intenta abarcar diversos puntos de interés para el desarrollo de su trabajo diario; por otra parte, se va realizando una supervisión directa de cada profesor en el aula.

En cuanto a la formación teórico-práctica, se incluyen diversos temas desde el campo de la psicología (conceptos y procesos psicológicos, funcionamiento cerebral, emoción, cognición, ejecución, conducta, motivación, etc. y distintas problemáticas que los profesores pueden encontrarse en su trabajo diario: por ejemplo, dificultades de aprendizaje, desmotivación, disejecución, disregulación emocional, problemas del lenguaje, inteligencia emocional o social); desde el campo de la pedagogía (metodologías, técnicas, recursos y estrategias pedagógicas) y desde la comunicación (asertividad, vínculo, estrategias para utilizar con sus alumnos). Esta parte del curso ayuda a los profesores a aprender y aclarar aspectos que, aunque pertenecen a otras disciplinas, ellos se encuentran en su día a día a pesar de no tener recursos con los que hacerles frente, especialmente de manera práctica y bajo supervisión.

Otra diferencia con el resto de cursos de formación al profesorado es la figura del “FARO(i)”. Esto es una persona situada al fondo del aula que presenciará el desarrollo de la clase, su interacción con el grupo y el resto de interacciones que surgen en ella. Es importante destacar que esta persona no intervendrá en ningún caso y, durante el desarrollo de la clase, estará siempre en la sombra.

IMG-20151110-WA0001

Sólo podrá intervenir fuera del aula con el profesor, y será él quien se encargue de ejecutar todas las estrategias aprendidas y planificadas con el Faro fuera de la clase. Con respecto a la intervención dentro del aula, nos encontramos varios frentes de acción:

  • La reeducación al profesorado. Se observan los malos hábitos adquiridos con el paso de los años por ensayo-error y se resaltan los buenos hábitos y sus puntos fuertes como docente. Curiosamente, saben qué hacen mal pero no saben cómo cambiarlo y obvian lo que hacen bien, lo cual no les permite repetirlo y aplicarlo a las distintas problemáticas. Desde este frente, se trata de estudiar qué estrategias lleva a cabo dentro del aula, cómo estructura sus clases y cómo se desenvuelve en la interacción con los alumnos, cómo vincula con ellos, cómo se comunica, cómo aplica las estrategias aprendidas. También es relevante observar cómo resuelve situaciones nuevas y cómo lleva a cabo los planes realizados con ayuda del Faro, aprendiendo modelos plan-acción-evaluación.
  • La intervención psicosocial entre el alumnado. Además de realizar ciertos estudios y sociogramas previos, la clave de la intervención es la observación entre alumnos. Desde dentro del aula, y siendo observador, es relativamente fácil localizar las interacciones sociales entre ellos. Quiénes son los polos dominantes en el aula, quiénes están aislados, quiénes son susceptibles de sufrir acoso escolar, quiénes son líderes, quiénes tienen sed social, etc. Con esta información, realizaremos un programa que el profesor pondrá en práctica con sus alumnos para generar una dinámica adecuada dentro del aula, donde se promuevan el respeto y los valores de cohesión y compañerismo. En ciertos casos el lugar de ser aplicados por el profesor, se aplicarían desde orientación o dirección. Estar socialmente unidos y sentir que forman parte de un mismo grupo es el pilar fundamental para generar autoestimas fuertes y para educar personas que sientan que son capaces. Capaces de hacer, de fallar, de intentar de nuevo, de cooperar, y de lograr. Para poder realizar estos programas, el profesor recibirá formación de psicología de grupos y de liderazgo, ya que éste debe ser percibido como alguien que está dentro del grupo, no como un ente externo. Si el profesor quiere ser líder del grupo, necesita ser parte del grupo. Por ejemplo, el recreo es un momento ideal para relacionarse y jugar con ellos. Mostrar límites desde el ejemplo a la vez que vinculamos con ellos. Ser un referente para tus alumnos es la mejor forma de educar. Nutres afectivamente, y marcas límites en la misma acción.
  • La última función del FARO(i) es la detección de dificultades académicas, NEE (necesidades educativas especiales), diagnósticos psicopedagógicos y prevención de trastornos mentales. Desde el aula, no se pueden realizar diagnósticos fiables y tan solo se podrá limitar a la detección previa, cribado general y toma de información para, posteriormente, derivar a equipos especializados extensos que puedan hacer diagnósticos fiables. Se ha realizado en Barcelona hace poco un proyecto que consistía en llevar a profesionales clínicos al centro educativo. En él se concluyó que, cuando se detectaba y trataba una patología, los resultados académicos mejoraban de modo significativo, además de permitir a los profesores actuar en consecuencia y adaptar su metodología a sus alumnos de manera eficaz. Para ello, el FARO(i) debe tener una formación específica, y esta parte sería exclusiva de personal externo al centro educativo. Todas las demás funciones serán objeto de formación a orientadores en el siguiente escalón del proyecto, el FOCUS ORIENTA. Sin embargo, para esta parte, es necesario personal muy cualificado.

Pilotos realizados de Focus Aula:

Este proyecto lo hemos adaptado y realizado en el centro IES Fraga do Eume (Pontedeume, A Coruña) durante dos años consecutivos (2014-2015) con resultados satisfactorios, a pesar de que no los pudimos realizar con la frecuencia adecuada, ya que los recursos disponibles eran prácticamente nulos. Por ello, lo hemos estado realizando de forma altruista y nos hemos autofinanciado. Creíamos que tendría proyección futura y no nos equivocábamos.

Durante este año escolar, se está llevando a cabo en los CEIP Piñeiros y CEIP Ponte de Xuvia (Narón, A Coruña), que son centros de primaria e infantil, con el objetivo de seguir siendo un proyecto atractivo y reclamado por los profesores que necesitan nuevos recursos y estrategias, además de supervisión y apoyo en su trabajo. En un principio, siempre pensamos que los profesores nos iban a poner más dificultades para intervenir dentro del aula, y nos hemos encontrado todo lo contrario, es decir, los profesores pedían “a gritos” ayuda para desempeñar su trabajo diario con los chicos. En estos nuevos centros pretendemos adaptar a primaria las estrategias que nos dieron tan buenos resultados en infantil, secundaria y bachiller.

20151103_153559

En la realización de estos dos cursos anteriores en IES Fraga do Eume, hemos aprendido tanto nosotros como los profesores, y creo que es una de las claves del proyecto, ya que gracias a estos aprendizajes hemos comprendido al profesorado, y hemos mejorado muchísimo tanto los postulados como los formatos de aplicación.

A mayores, cada año realizamos un video de entrevistas a los profesores. El objetivo es poder mostrar a otros profesores el proyecto reduciendo el miedo y la ansiedad por la evaluación. Trasformamos la evaluación en ayuda y mejora, ya que estamos culturalmente acostumbrados a la evaluación como castigo. En Youtube se podrán encontrar dos vídeos con entrevistas realizadas a profesores que participaron en este proyecto en los dos cursos anteriores: Vídeo 1  Vídeo 2

El proyecto Focus Orienta (proyecto teórico sin piloto)

Focus Orienta es un proyecto destinado a formar y dinamizar claustros y equipos de profesores centrándose en la formación y transformación de los equipos de orientación, dirección y jefatura de estudios. En este proyecto se integran ciertas funciones de la dirección del centro y la jefatura de estudios en el departamento de orientación. Se trata de transformar el departamento de orientación para convertirlo no sólo en un apagafuegos del centro, sino en el verdadero corazón de un centro educativo acercándolo y casi fusionándolo a dirección y a jefatura de estudios. El objetivo a grandes rasgos es que puedan cubrir tres espectros o zonas: la zona alumnos, la zona familias y la zona profesores. Para realizarlo es necesario ampliar el departamento de orientación, añadiendo dos orientadores al centro. Este requisito hace que en la actualidad no hayamos podido realizar ningún proyecto, ya que administración no accedería a darnos dos orientadores más para un centro, y es algo que no hemos podido solucionar.

La zona alumnos se plantea con tres objetivos en mente:

  • Detección, prevención y adaptación de NEE y trastornos mentales. Personal cualificado externo al centro realizará distintos programas de detección y cribado, posterior derivación para confirmar sospechas a equipos clínicos especializados y por último intervención en consecuencia a sus NEE.
  • Dar asistencia psicológica individual a los alumnos de forma directa, escuchándoles y dándoles un espacio para expresarse. Para esto, el profesional encargado debe tener habilidades básicas de terapeuta y extensos conceptos de psicopatología y psicopedagogía.
  • Lograr la buena interacción entre alumnos, ayudando a formar grupos de aula cohesionados donde exista un clima de respeto y tolerancia. Mediación de conflictos entre alumnos y formación al profesorado para que ellos también favorezcan este objetivo.

En zona familias se plantean dos objetivos:

  • Lograr implicar y fusionar a las familias en el proceso educativo. Es decir, mediar entre la familia y la escuela; formar e informar a los padres acerca de las necesidades educativas de sus hijos y lograr un trabajo cooperativo en favor de los chicos. Establecer responsabilidades y planes de acción para centro y familia para evitar los confrontamientos padres-profes pasándose unos a otros las responsabilidades.
  • Diseñar programas, charlas o/y otros formatos con el fin de formar a los padres en estrategias educativas. Escuelas de padres, y otros programas que acerquen a los padres a formatos educativos más coherentes. Con este objetivo se pretende eliminar o reducir la incongruencia parental y dar más unidad y cohesión a la educación recibida.

Desde la zona profesores, la más compleja sin duda, se plantean los siguientes objetivos:

  • Lograr un grupo de profesores cohesionado. Sin guerras internas, ni miembros aislados dentro del claustro. Para conseguirlo, se mediará en conflictos con autoridad y determinación para establecer planes de acción, con el respaldo del equipo de dirección y también de inspección educativa. Tendrá que lograr que los profesores se relacionen entre ellos, no sólo en pro de los chicos, sino también para lograr un ambiente agradable de trabajo. Un lugar donde se sientan cómodos, atendidos y valorados. Donde se escuchen y resuelvan sus problemas. Para ello podrá disponer de ciertas horas semanales de trabajo, al igual que las tutorías de los alumnos. También tendrá que comprender y vincular con profesores como éstos lo hacen con sus alumnos y lograr un acercamiento profundo de las personas. De esta forma estar motivados y transmitir motivación será más sencillo. Creo que ésta es la clave de todo el proyecto. No puedo pedirle a alguien desmotivadísimo que transmita a sus alumnos motivación.
  • Dar asistencia psicológica a los profesores de forma directa, escuchándoles y dándoles un espacio para expresarse, al igual que otro compañero del departamento de orientación hace con los alumnos, pero con los profesores. Para esto, el profesional encargado debe tener habilidades básicas de terapeuta y extensos conceptos de psicopatología. Es fundamental entender que si un profesor no está estable, no puede transmitir estabilidad a sus alumnos. Si no es optimista, si no está motivado, si sus emociones son desadaptativas, transmitirá estas emociones a sus alumnos y todo no es dependiente de su voluntad. Los maestros necesitan alguien que les apoye y les ayude a lograr estar al 100%.
  • Dar formación tanto teórica como práctica. Establecer grupos de trabajo formativos y ser FARO(i) en las reeducaciones a profesorado desde dentro del aula(como el proyecto FOCUSAULA). De esta forma reduce la dependencia de profesionales externos del centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *