Conócenos mejor: Marta González Poncet parte II

Segunda parte de la entrevista con Marta González, coordinadora del grupo de motivación deportiva en Unidad Focus.

Si se te apareciese el genio de la lámpara y te concediese 3 deseos ¿Qué pedirías?  Como dice la canción: salud, dinero y amor

  • Salud mental y física
  • Dinero para poder emprender y “trabajar para vivir” (no “vivir para trabajar”)
  • Amor hacia mí misma, mi familia y amigos.

¿Con qué personaje famoso de la actualidad te gustaría poder compartir un café y una charla? 

Con Malala Yousafzai. Siempre he amado la educación y como mujer, y sobre todo mujer deportista, he sentido el peso de la discriminación y la falta de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Malala es para mí una de las personas más valientes y auténticas del mundo.

Hoy en día estamos pasando una crisis mundial de valores y ver que existen personas como ella ayuda a ver la luz al final del túnel.

Si te lo permitiesen ¿A qué personaje resucitarías?

Creo que todos los personajes que podrían resucitarse han dejado un legado precioso y a otras personas que continúan “haciendo camino”. Así que se vuelve innecesario resucitar a nadie. Prefiero aprovecharme de las vivencias y sabiduría de aquellos que merecen la pena aquí y ahora y disfrutar del legado que nos han dejado los que ya se han ido.

¿Cuáles son tus mejores cualidades? Me gusta ayudar y creo que la mayor parte de veces lo consigo. Soy sincera, alegre y ambiciosa.

marta-campo

¿Qué defectos podemos hacer públicos en una entrevista? Soy bastante mandona; no consigo estar en cama hasta más tarde de las 10, sea cual sea la hora a la que me acueste; por las noches, a partir de las 10.30 me vuelvo medio “zombie”, mis neuronas se me duermen y no doy pie con bola.

Si te pudieses convertir en un animal ¿Cuál elegirías? ¿Por qué?

Me gustaría ser un colibrí. Creo que refleja muy bien mi personalidad. A pesar de mover sus alitas tan rápido, es un animal paciente. Busca con su cabecita entre las flores y la fruta hasta que consigue lo que quiere.

¿Cómo afrontas los momentos de aburrimiento en tu vida?

No suelo aburrirme porque siempre estoy haciendo cosas. Reconozco tener pocos momentos de calma y tranquilidad, aunque cuando los tengo disfruto mucho de ellos (leer un libro, escuchar música, una buena charla con amigos o con mi pareja, etc.).

El resto del tiempo mi ritmo es frenético, no paro.

¿Cuál es el gesto más bonito que recuerdes que hayan tenido contigo siendo niño?

Desde pequeñita tengo miedo a las alturas. En mi colegio, para llegar a las aulas había que subir por unas escaleras muy altas. A los lados tenían unos barrotes finitos y amarillos, para mi “yo de 5 años” demasiado separadas. Además a ambos lados, entre los barrotes, se veía todo el fondo: metros y metros “interminables” hacia abajo. El primer día, no me atrevía a subir. Dos de mis compañeras me cogieron de la mano y subimos juntas hasta clase. Muy despacito, pasito a paso, respetando mi ritmo. A día de hoy, casi veinte años más tarde, seguimos siendo amigas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *