Conócenos mejor: Gideoni Fusté

Hoy es el turno de la doctora Gideoni Fusté, psiquiatra y psicoterapeuta de Unidad Focus

gide

Un deporte: Buff! Una asignatura pendiente. Llevo más de ya tres años observando el atrofiar de mis músculos. Cuando sea tendrá que ser divertido y preferiblemente al aire libre, o que me divierta y ya. En su día jugué al baloncesto de alero-pivot. Disfrutaba especialmente de las risas con el resto de compañeras. Tenía buena visión de las jugadas y era rápida a la hora de recuperar la pelota, y iniciar una nueva jugada.

Una película: Me gustó ver en un día la trilogía del Señor de los anillos. Me impactó ver la profundidad de la amistad entre Sam y Frodo, cuando estaban llegando a Mordor y a Frodo ya le empezaba a hacer efecto el anillo de poder.

Un libro: “Ana de las tejas verdes”. Cuando pienso en libros me viene la época entre los 9 y los 12 años. Me gustaba mucho imaginar y que me transportasen a otras realidades.

Una canción: Hoy “Tierra” de Xoel López. Como llegada a Coruña hace 2 años ya, ha sido uno de mis descubrimientos gallegos en un concierto acústico en La Tuerka 27. No me canso de escucharla y de que me inspire.

¿Cuál es el recuerdo que mejor conservas de cuando eras niño? Al llevar años dándole vueltas a mi infancia para comprender en mí como formé mis aprendizajes emocionales, recuperé muy buenos recuerdos. Tengo 3 hermanos, y pasamos muchas muchas aventuras juntos, tanto jugando en casa, como en la playa en verano, como cuando pasábamos el verano en Sudáfrica, de donde es mi madre.

Un lugar para escaparse de vacaciones: cDesde hace unos años para aquí, cualquier lugar donde la belleza de naturaleza consiga dejarme boquiabierta: el Perito Moreno (Argentina), Matombe (Botswana), Groenlandia…

¿Cómo llegas a trabajar en una Unidad especializada en TDAh en A Coruña? Mi anterior trabajo fue en el Centro de Atención y Seguimiento a las Drogodependencias (CASD) del Hospital de Vall Hebron de Barcelona, como médico psiquiatra especializada en el tratamiento de dependencia a heroína. Como otros CASD, se tenía mucho en cuenta el diagnóstico de TDAH. Cuando vine a vivir a Coruña, el Dr. Toni Ramos, compañero del Hospital, pero coordinador de la Unidad de TDAH me pasó la refencia de Javi. Me dijo que era un psicólogo que había pasado un periodo formativo con él y que andaba buscando a un psiquiatra para su equipo. Cuando conocí el proyecto de Silvia y Javi, me pareció una evolución muy natural dentro de mi trayectoria: una oportunidad para profundizar más en aquello que ya había empezado a conocer en mis pacientes con problemas con las drogas.

¿Qué es lo que más te gusta del trabajo que desempeñas?a psiquiatria en general me apasiona. Me apasiona comprender al ser humano, y en esta nueva era del cerebro que estamos, comprenderlo desde el funcionamiento del cerebro, sabiendo que somos eso y mucho, mucho más que eso.

Disfruto como profesional del bienestar mental que soy, de acompañar al cambio.

¿Cuál crees que es lo que diferencia a Unidad Focus del resto de centros que se dedican a lo mismo? Es un espacio que a la vez que profesional y “de excelencia” que se diría, es muy creativo. Está en constante creación de nuevos recursos, nuevas formas, abriéndose a cualquier cosa que sea efectiva. Es decir, a la vez que se manejan conocimientos y técnicas de terapia como en otros gabinetes que funcionan, hay un espíritu en el equipo de encontrar nuevas formas creativas que se adapten a las necesidades de cada persona. Focus, por el perfil de los profesionales que lo formamos también tiene un espíritu de compromiso humano con el sufrimiento que genera el TDAH desde el nivel del individuo hasta el nivel del colegio/trabajo, la familia y la sociedad, como que quiere ir también más allá, en el cambio. Comprendemos a nivel profundo y humano que se trata de un asunto complejo, que va desde el difícil proceso de identificar y reconocer unas dificultades y buscar apoyos y soluciones para ellas, y a su vez aceptar y querer más las diferencias entre cada ser humano que lo hace único e irrepetible.

¿Cómo te imaginas Unidad Focus dentro de 10 años?  No se qué pero algo más grande seguro. Javi tiene muchas ganas y diversifica mucho, así que quien sabe. Veo un edificio grande, con pasillos, con actividades de verano, con risas y convivencia, con color y muchas iniciativas.

Un espacio de desorden ordenado y mucha mucha creatividad. Bullicioso. Felizmente TDAH.

Me parecería hermoso que los chavales que se han tratado en Focus y que día a día nos demuestran que tienen habilidades poco habituales brillantes, pudiesen volver de adultos ya como profesionales para crear un “Focus Invención” (espacio de creación de invenciones: robots, maquinaria…) o un “Focus Negocio” (apoyo para el emprededor de como convertir sus ideas en negocios y dar el soporte logístico para ponerlo en marcha). Las posibilidades son infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *