Combatir la ansiedad ante los exámenes en los jóvenes

Nervios, palpitaciones, sudores, bloqueo, problemas digestivos, insomnio,… ¿Quién no ha experimentado alguna vez estos síntomas cuando se acercaba un examen?

Tal y como defiende este artículo estrés de los niños ante los exámenes, cada vez observamos la aparición de la ansiedad en persona más jóvenes. Pero, ¿a qué se puede deber esto?

«Aprenden mal, de una forma que no facilita la memoria ni la redacción y tienen un alto miedo al fracaso que les genera altos niveles de ansiedad y problemas para expresar lo que saben, llegando algunos a quedarse en blanco».

La gran presión a la que están sometidos los niños hoy en día es muy grande. La acumulación de deberes, trabajos y exámenes, una presión social para destacar académicamente y las altas expectativas que los padres tienen sobre sus hijos pueden afectar a su rendimiento académico. Todo ello puede provocar inseguridad, desmotivación y baja autoestima.

Foto ansiedad exámenes

¿Cómo podemos ayudarles a combatir la ansiedad antes los exámenes?

Son cinco las claves que debemos tener en cuenta para lograrlo.

1. Organización y planificación. Lo primero es escoger el lugar de estudio, que esté ordenado y libre de distracciones. Enseñarles hábitos de estudio, organizar lo que va a estudiar cada día (temas de la asignatura, tiempo necesario), así como técnicas de estudio (subrayado, esquemas, memorización, etc.) para que este sea lo más eficaz posible.

2. Hábitos saludables. Es importante no alterar los ritmos de sueños y comer bien. El tiempo de ocio también es fundamental, los niños necesitan un tiempo de descanso para poder “oxigenarse”.

3. Controlar los pensamientos. Son muchos los pensamientos negativos que pasan por sus cabezas “no soy capaz”, “soy un desastre”, “nunca aprobaré este asignatura”. Debemos ayudarles a expresar estos sentimientos y explicarlos con pensamientos positivos: “soy capaz y puedo hacerlo” o “me lo he preparado muy bien y lo voy a conseguir”.

4. Practicar ejercicios de relajación. Realizar ejercicios de relajación durante el tiempo de estudio y antes del examen. El niño debe detectar cuando está nervioso y poner en prácticas los ejercicios de relajación.

5. Practicar la realización de un examen en casa. Realizar una prueba sobre la materia que está estudiando el niño. Esta práctica ayudará al niño a disminuir sus temores y a enfrentarse al examen con más confianza.

Sabela Ramos Campos
Psicopedagoga en Unidad Focus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *