junio 4, 2020

Aurora psicóloga Unidad Focus

Soy Aurora, psicóloga emocional de adultos y adolescentes en Unidad Focus. 

Ser psicóloga no es solo mi trabajo, es también mi vocación.

Disfruto con la psicología cada día de mi vida, formándome y sirviendo de luz en el camino de mis pacientes.  

Después de años de carrera, fue en el máster que realicé en Barcelona donde descubrí otra forma de hacer terapia, más centrada en las emociones Mi tutora siempre hablaba de la importancia de la transferencia en terapia:

 “lo importante es que conozcáis lo que os activa a nivel emocional de los pacientes”. 

 Por ello es importante andar nuestro propio camino, conocernos a nosotros mismos y aprender a gestionar nuestras emociones, para poder acompañar a los demás en el suyo. Seguí mi formación en esta línea y actualmente soy terapeuta EMDR con formación en apego, regulación emocional, trauma y disociación 

Para mí la terapia es un camino que recorremos juntos, los dos somos seres humanos que se enfrentan al mismo reto de recorrer su respectiva montaña. No es que uno este arriba y el otro abajo, que uno esté en lo cierto y el otro esté equivocado, simplemente tenemos perspectivas diferentes. Ambos tenemos que recorrer el sendero, con los baches, las cuestas, las piedras y las ramas caídas que nos vayamos encontrando. Mi trabajo como terapeuta consiste en ser esa pequeña lucecilla que pueda iluminarte el caminoque te ayude a llegar a donde quieras ir.  

En este camino, es importante tener en cuenta que cada uno tiene su tiempo y hay que respetarlo. Unas personas caminan más rápido y otras más despacio. Hay gente que necesita más luz y otra que necesita momentos de oscuridad.  

Por ello, considero de vital importancia crear un vínculo terapéutico  seguro. En Alicia en el País de las Maravillas se ejemplifica bien lo que quiero transmitir

cuando no puedas ver la luz, me sentaré contigo en la oscuridad”.